miércoles, 10 de julio de 2024

En los veranos de Steam

La nostalgia de Steam.
Podrá sonar increíble, pero hace unos días volví a enfermarme. Y digo "increíble" por el hecho de que apenas en Abril, hace menos de tres meses, tuve que lidiar con una gripa que se veía muy persistente. Ahora me dio una faringitis acompañada de fiebre que,  sin otra manera de describirlo, me tuvo completamente noqueado durante el fin de semana (aún me siento un poco aturdido, de hecho. El tratamiento no fue muy complejo: Tylenol y Electrolits... Parece que funcionó, al menos de forma limitada). Y es que quizá en el último año no le he puesto mucha atención al tema de la salud, o he mantenido algunos hábitos poco razonables (al menos para alguien de mi edad, no estando ya en condiciones de someterme a tendencias más apropiadas para quien tiene 10 años menos) que, con el paso natural de la vida y el desgaste sufrido en el cuerpo, terminan cobrando una factura que se había estado preparando por mucho, mucho tiempo. Hace unos años pensaba que era un tipo "plenamente" saludable, pero... las cosas cambian, y los achaques terminan asomándose por nuestra puerta... a veces de manera tímida; a veces de manera agresiva. El hecho de que haya caído enfermo dos veces en un espacio menor a 90 días, sin embargo, me dice que estoy haciendo algo mal. Y que no sería mala idea pensar en algunos cambios para mis hábitos.

Usando otras palabras que no necesitan de mucho análisis o filosofía, y que resultan bastante apropiadas para mi situación: I had it coming. No hay otra forma de ponerlo.

En fin... Dejemos las cuitas por un lado y pasemos al post de hoy. Como les decía el artículo anterior, uno de los temas que me gustaría recordar está relacionado con la plataforma de Steam. Y vamos con ellos, de una buena vez.


I. For the good times

 

Pues las Rebajas de Verano de Steam para 2024 están a pocas horas de terminarse. A pesar de ello, no he comprado nada. Varios de los juegos de mi wishlist tienen buen precio, pero (con excepción de RoboCop: Rogue City, Atomic Heart o The Last Faith) no veo ninguno que me entusiasme lo suficiente como para justificar el gasto. Es muy posible que termine por comprar alguno con precio menor a 50 pesos... un jueguecillo simple, estilo arcade. No obstante, veo más realista el hecho de que seguramente dejaré que esta temporada de ofertas se vaya en blanco. Es curiosa la forma en que las cosas cambian con el tiempo... Hace unos años, junto con Black Friday y Navidad, la Summer Sale era el mejor momento para abastercerse de juegos... y para divertirse con las ideas que Valve implementaba a manera de interacción con los compradores y la comunidad.  No sé si las cosas han cambiado realmente, o si fui yo el que se hizo viejo (quizá lo más probable), pero siento que las rebajas de Steam ya no tienen el mismo impacto de otros tiempos. Aclaro que no estoy diciendo que carecen de importancia. De eso nada; las rebajas de Steam son de los eventos más esperados del año para un enorme porcentaje de los jugadores de PC. Pero... habiendo conocido las de ofertas de la primera mitad de los 2010, me resulta imposible el evitar las comparaciones.

GDGames en Agosto de 2005. La mejor tienda
nacional de juegos de PC en su época.

Haciendo un poco de historia personal, contaré que me resistí a adoptar las plataformas digitales. Desde que pude conseguir DooM y Wolfenstein 3D en discos shareware, entre Mayo y Julio de 1999, mi colección de juegos se componía de CDs o DVDs. Claro: en esa época también descargué bastantes títulos con ayuda del extinto Rapidshare y los muchos foros y blogs dedicados a la distribución "libre" (usemos dicha palabra) de juegos. Pero, principalmente, yo seguía adquiriendo mi colección de manera física, apoyándome con frecuencia en el catálogo de GD Games. Esta tienda de Guadalajara solía llamarse GD Computer, antes de que empezaran a vender títulos de consola, y era posiblemente la mejor surtida de todo el país. Sus precios eran bastante altos, a decir verdad, aunque sus tiempos de entrega siempre me sorprendían (podías confirmar el pago de tu pedido a las 2:00 PM de un Lunes, por ejemplo, para recibirlo el Martes a mediodía). Con ellos conseguí Halo, Boiling Point: Road to Hell, el primer Call of Duty, Half-Life y muchos otros. Desapareció en algún momento de 2012 ó 2013, cuando la página ya era sólo un listado de Excel con los juegos que seguían disponibles. Tengo entendido que su dueño murió hace un par de años. No sería mala idea escribir un post sobre la tienda en el futuro... Ya se verá.

Otra manera de conseguir buenos títulos a precio accesible era buscarlos en MercadoLibre. De cuando en cuando podía encontrar algunos juegos "AAA" a medio uso y considerablemente baratos, como World at War o Crysis. Era una buena estrategia, hasta que me di cuenta de que llegó el momento en el que muchos de esos títulos de primera línea ya no estaban apareciendo. La causa era bastante simple: tales juegos ahora se quedaban en Steam. Y Steam era el futuro.


II. I've seen the future, brother...


Realmente sabía poco de la plataforma. Mi primer contacto con ella se dio tras el lanzamiento de Half-Life 2, en Diciembre de 2004. Un año antes, Valve había publicado Steam como una simple herramienta para que los usuarios pudieran administrar y mantener fácilmente actualizados los juegos publicados por la compañía, los cuales ya desde entonces gozaban de una popularidad tremenda entre los asiduos al Mutiplayer (simplemente por Counter Strike y Day of Defeat). Recuerdo haber leído bastantes quejas sobre el tema, sin embargo, con muchos usuarios que no estaban exactamente conformes ante la idea de utilizar un servicio extra para poder jugar en línea, y en especial por las constantes fallas de comunicación que la herramienta presentaba en sus inicios. Cuando se publicó Half-Life 2, el uso de Steam se volvió obligatorio como estrategia antipiratería: aunque el juego fuera single player, Steam era absolutamente necesario para su activación y ejecución (de hecho, recuerdo que los servidores para las activaciones se saturaron. Mucha gente lo estaba intentando al mismo tiempo, lo que provocó mucha lentitud y errores en el proceso. Tengo memoria que me tomó poco más de media hora, pudiendo considerar que me "fue bien" en comparación del tiempo que le llevó a otros usuarios).

Con el paso de los años, Valve comenzó a trabajar en Steam para convertirlo en mucho más que una simple excusa de DRM. Para mediados de 2008, la plataforma ya podía considerarse como una tienda digital de juegos de PC, de lo que no recuerdo haberme enterado en su época. Realmente yo no tenía interés en conseguir juegos digitales, por lo que dejé pasar todavía unos 3 años más sin acercarme a Steam de alguna manera (mm... no, esperen; reinstalé Half-Life 2 en Diciembre de 2009, y poco después conseguí Episode 1 y Episode 2, pero no le puse mucha atención a Steam en sí. Es extraño que no pueda recordar nada sobre dichas ocasiones). Con el lanzamiento de RAGE, sin embargo, me animé a comprarlo por un precio razonable en Noviembre de 2011, creando una nueva cuenta que terminó por convertirse en la principal... y lo que quizá fue un error, siendo que mi primera cuenta -la que quedó ligada a Half-Life 2- está próxima a cumplir 20 años.

Podrá sonar raro, pero creo que cualquier veterano de los juegos de PC estará de acuerdo: es difícil olvidar la primera temporada de rebajas de Steam que vives. Resulta toda una experiencia, puesto que es el momento en el que, ante la enorme cantidad de juegos a precio asequible, terminas haciendo muchísimas compras gastando poco. Y yo no fui la excepción: de acuerdo con mi historial de transacciones en la plataforma, mi primer festín de adquisiciones digitales se dio en la Autumn Sale/Black Friday de 2011, con alrededor de 15 juegos. Entre ellos estaban algunos que nunca quise comprar en físico por su exagerado precio, como era el caso de Mafia 2: que cayó por 14 dólares, cuando regularmente lo veía a $1,000.00 pesos en formato físico. Lo recuerdo en una página llamada "Club Compras", que aparentemente había estado ligada por un tiempo con el portal Esmas.com de Televisa, bajo el nombre de Esmas Compras, para luego volverse independiente. Daban un servicio terrible; prácticamente todo su catálogo estaba fuera de existencias, y era muy difícil pagar las compras por medio de depósito bancario. Con suerte pude conseguir con ellos algunos libros en inglés, como el Alone with the Horrors de Ramsey Campbell o The New Lovecraft Circle. Lo último que les compré fue el Alice de Tom Waits, siendo todo un relajo que pudiera llegarme. Creo que la tienda desapareció en 2011, lo que no me sorprendió ni un poco.

El mismo escenario ocurrió con Homefront y otros títulos más que había estado buscando en dichos meses de manera física. El surtido de la plataforma aún se encontraba creciendo para entonces... pero era imposible igualar sus precios. Sólo páginas como Green Man Gaming, con sus sus abundantes cupones de descuento, o hasta cierto grado GamersGate (que tenía un surtido de juegos de Europa Oriental -como el caso de You are Empty- que, hasta la fecha, siguen sin aparecer en Steam) podían compararse con la calidad y gangas ofrecidas por la plataforma de Valve.


III. A summer song



Summer Sale 2012, del 12 al 23 de Julio.
Haciendo un breve recuento de las ventas de Verano de Steam que puedo recordar, mencionaré a 2012. Fue mi primera Summer Sale, y de acuerdo a los registros de mi cuenta, mi principal compra fue Max Payne 3. Mi experiencia con este juego fue curiosa, puesto que lo completé para Noviembre de ese año. No volví a tocarlo sino hasta una década después, en 2022, cuando terminé la campaña en 3 ó 4 ocasiones seguidas, en todas las dificultades. No podía parar de jugarlo, por algún motivo (y, de hecho, a veces siento ganas de reinstalarlo. Es un juego estupendo en cuanto a atmósfera, ideas y gameplay). 

Algo que caracterizaba a las primeras rebajas eran las Community's Choice: cada 8 horas, 3 juegos entraban a votación de los usuarios para elegir cuál de ellos estaría con descuento de hasta el 75%. En ese tiempo los descuentos de cada juego no solían durar por todo el periodo de las rebajas, sino que variaban con el día. También estaban las Flash Sales, con ofertas que tenían una duración de -si no estoy mal- 12 horas. Era bastante divertido, por no ser agradable, sentir que la comunidad podía decidir qué juegos entraban a los grandes descuentos... y siempre estaba la ilusión de ver algo de nuestra wishlist aparecer en la pantalla principal.

Summer Sale 2013, del 11 al 22 de Julio.

Tengo bastantes recuerdos gratos de la Summer Sale de 2013, que fue cuando Steam modificó oficialmente el diseño de las perfiles de la comunidad (había estado en beta desde el mes de Mayo) y se introdujeron los Cromos e Insignias. Ese Verano fue muy agradable a nivel personal, por muchas razones... En cuanto a juegos, estaba dedicado a They Bleed Pixels, BioShock Infinite y Dead Island: Riptide. Creo que, si se me pregunta cuál ha sido la mejor o más representativa Summer Sale en la historia de Steam, diría que la 2013 es el ejemplo perfecto de lo que fue la época de gloria de la plataforma en cuanto a rebajas.  

Summer Sale 2014, del 19 al 30 de Junio.

En 2014, Steam propuso la Summer Adventure: se dividió a los usuarios en "equipos" representados por diferentes colores. Cumpliendo ciertas tareas en la comunidad (como forjar insignias y, si mal no recuerdo, completar algunos retos pequeños), cada equipo sumaba puntos. Al final del día, 30 usuarios del equipo ganador recibían 3 juegos de su lista de deseados. Por supuesto: hablamos de que resultaba muy difícil ser el ganador, por la enorme cantidad de usuarios de la plataforma... pero era divertido pensar que te tocaría. Fue un buen año, y creo recordar que lo más excéntrico que compré fue Rambo: The Videogame. Luego hablarmos de ese juego, que se volvió infame en muy poco tiempo...

Summer Sale 2015, del 11 al 22 de Junio.

Para 2015 tuvo lugar la que para mí, fue la última "verdadera" temporada de Ofertas de Verano de Steam. Fue la última vez en que tuvimos Flash Sales y elecciones de la comunidad. ¿Por qué? Pues porque, a fines de dicho año, Valve comenzó a aceptar reembolsos de las compras realizadas en la plataforma. Antes de ello, como quizá algunos veteranos recuerden, todas las compras eran finales. Steam se metió en problemas con las tribunales de la Unión Europea por ese motivo, y a a partir de ese momento quedaron canceladas las ofertas de corta duración: ahora todos los juegos deberían tener un costo permanente durante la Summer Sale completa... Y, como podrán imaginar, esto afectó el surtido de buenas ofertas. No era lo mismo para un desarrollador tener su juego al 75% durante 8 horas que 2 semanas... por lo que las cosas cambiaron. En el lado interactivo, Steam ofreció el Monster Community Game, un pequeño clicker que ayudaba en el desbloqueo de nuevas ofertas e insignias especiales.

Para 2016, ya sentía las Summer Sale un poco desabridas. No es que fueran malas, sino que... algo faltaba. Y es que creo que, con los cambios legales adoptados por Valve el año anterior, se perdió también un poco de la esencia de lo que habían sido las clásicas Rebajas de Steam. Veo en mis registros que seguí comprando, por supuesto, pero ya de manera muy limitada, con juegos menores a 100 pesos... hasta llegar a 2024, en donde supongo que dejaré que el Verano se lleve las ofertas sin haber adquirido algún nuevo título. Ello no quiere decir, sin embargo, que no valga la pena recordar lo que fueron mis mejores años (vamos a llamarles de esta manera) como usuario de Steam. Las cosas han cambiado desde entonces; algunas para bien, algunas para mal... Pero aquí seguimos.

Bien: cerremos con música, como es costumbre. Pensé en algo más "tradicional" al blog, pero me resulta imposible hablar de Steam sin recordar una canción en específico. Ya que he mencionado que en 2013 tuvimos la mejor Summer Sale de la plataforma, siempre me acordaré de que en esas mismas fechas me gustaba escuchar estaciones de radio europeas. Una de ellas era de Portugal, en donde tuve la suerte de escuchar un tema titulado Grito. Es a cargo de la banda Polo Norte, acompañados de Delfins, apareciendo originalmente en Expedição, su álbum debut (1995). Más adelante me gustaría compartir música en otros idiomas, fuera del inglés o el español que podrían esperarse como lenguajes fundamentales del blog. Hay mucha música excelente en portugués, francés, italiano, o inclusive en sueco, como el caso del genial Ulf Lundell. Todo a su tiempo; sólo espero no amanecer muerto mañana.

Y, por cierto, no. No compré el dibujo de Mona. Parece que la subasta terminó sin pujas, por lo que tal vez en el futuro aparecerá de nuevo. Mientras tanto, pues lo perdí.

jueves, 4 de julio de 2024

Good enough for me...

Comprar o no comprar... that's the question.
Creo que una de las cosas que pueden llegar a ocurrir cuando se tiene un blog sin temática es que, en ocasiones, no traes una idea muy clara de lo que hablarás en el siguiente post. Y esto no es algo provocado por la falta de ideas, sino todo lo contrario: hay demasiadas cosas que se merecen un artículo... y, por ello mismo, resulta más complicado elegir un buen tema que la propia escritura del post en cuestión. Tengo, por supuesto, muchas opciones. Pienso en algunas de ellas y me digo "no, eso es para cuando el blog ya tenga cierto tiempo de vida, más historial". O "de eso no puedo escribir algo breve. Tengo que explayarme"... o al revés: "claro que no; a duras penas podría juntar dos párrafos sobre ese tema". Al final, lo mejor que se puede hacer para escapar de esa escalera de Penrose mental es, simplemente, abandonar la idea de un plan cuidadoso y pasar a la acción: comenzar a escribir y dejar que los dedos se encarguen de improvisar.

El legendario gato
con audífonos, símbolo de Napster.
Mientras tecleo estas líneas, pienso en tres temas que pueden servir para buenos artículos en las semanas que vendrán. Primero: recientemente se cumplieron 25 años del lanzamiento de Napster, el pasado 1 de Junio. Aunque su época de gloria fue relativamente corta (menos de dos años, los cuales tuve la suerte de experimentar de primera mano), por supuesto que me encantaría recordar lo que esta genial aplicación representó para el Internet del final de los 90, principios de los 2000... sin olvidar, claro está, la herencia que dejó con la llegada de otros programas P2P, como mi siempre querido WinMX (creo que yo fui uno de los pocos que nunca llegó a utilizar el infame Kazaa, especialmente después de que me volví paranoico con la seguridad de mi PC, a fines de 2002. Le tenía mucha fe, que quizá era un pobre efecto placebo, a ZoneAlarm). Ya hablaremos de ello en su momento.

Otro recuerdo que puede servir para un post particularmente extenso es que, por estas fechas de 2006, escuché a Morrissey por primera vez. Y fue una mera casualidad, que de no haber estado haciendo zapping a las 2 AM de un Martes, nunca se hubiera dado. Podrá sonar como algo superfluo, pero lo considero como una parte muy importante de mis recuerdos y, honestamente, de mi vida. Y es que la música del Mozzer representó algunos de los cambios que llevé a cabo a nivel personal en dicha época. Siempre he considerado que, por circunstancias que ahora me resultan lamentables, he tenido dos años que se pueden considerar como "perdidos": 2006 y, coincidentemente, 2016 (espero que 2026 salga mejor librado... digo). Morrissey representó más que simple música para mi yo de 20/21 años, y su influencia me llevó a expandir mis conocimientos de música (y de inglés, por cierto) como nunca antes. Aunque creo que el hombre debería de comprender el valor del silencio y, de vez en cuando, callarse, no puedo negar mi admiración por él... También le dedicaré su artículo en las próximas semanas.

Y, por último, recordemos que actualmente se está celebrando la Venta de Verano de Steam. Para los fanáticos de los juegos de PC, es uno de los eventos más esperados del año, puesto que es cuando se dan las mejores ofertas en plataforma de Valve. Aunque hace tiempo que ya no tienen la grandeza que mostraron en sus mejores años, las rebajas de Steam siguen siendo un periodo que se puede considerar como de fiesta. Me gustaría enforcar mi nostalgía en hacer una pequeña remembranza de lo que fueron las Ventas de Verano de la primera mitad de 2010 (la parte "buena" de la década). No está de más, y creo que me servirá de excusa válida para hablar de Steam en general...

Tales son, en resumen, algunos de los planes que tengo para Ir y quedar en el futuro próximo. Ahora bien, cambiando de canal y continente (frase de origen incierto que solía decir mi madre), contaré que hace un par de días me encontré con algo de gran interés en Ebay. Constantemente reviso este sitio en busca de nueva mercancía que valga la pena agregar a mi pequeña colección personal, siendo regularmente aquella que es imposible conseguir en México. No me considero un "coleccionista", aclarando. Lo fui, pero hace tiempo que me deshice de casi todo lo que  me pudo haber convertido en coleccionista, prefiriendo sólo adquirir aquello con valor personal/sentimental. El caso es que ha hecho su aparición esta pequeña pieza:  

Creo que esas cinco vistas son mías en su totalidad...

Se trata de un dibujo original de Sonia Holleyman, la creadora de Mona the Vampire y autora/ilustradora de todos los libros del personaje. Si alguna vez han leído la sección de Acerca del blog y su autor, sabrán que el personaje de Mona tiene mucha importancia sentimental para mí. No quisiera hablar demasiado de ella todavía, puesto que tengo contemplado dedicarle un artículo de una extensión bastante grande en Septiembre, cuando la serie animada cumpla los 25 años. Sin embargo, comentaré que este dibujo, el cual también está autografiado, me ha puesto en un dilema. 

Libro original de Mona the Vampire (1990).
Por un lado, creo que sería una aquisición excelente. Hablamos de un dibujo directamente realizado por la "madre" de Mona. Mucha gente cree que Hiawyn Oram es la creadora de nuestra pequeña vampira, pero no es así: ella escribió los cuatro libros que sirvieron como base directa de la caricatura (sí fue la creadora de muchos de los personajes secundarios), pero Mona es una creación completa de Holleyman. De hecho, la versión de los textos de Oram es muy diferente a la Mona que podemos ver en la serie animada en cuanto a personalidad, siendo ésta más parecida a la del libro original de Holleyman, mismo que se publicó en Agosto de 1990. La cuestión es... el gasto me hace pensar un poco. El dibujo cuesta 70 USD; agregando el envío de Inglaterra a mi PO Box de EEUU (no sé ustedes, pero comprar en Ebay sin alguna compañía intermediaria es tener ganas de nunca recibir nuestros artículos. Correos de México es terrible para compras internacionales en Monterrey), junto con la importación al país... hablamos de por lo menos $2,000.00 pesos (un poco más de 100 USD). Y, por supuesto, no estoy considerando que podría entrar en una guerra de pujas que podría inflar mucho más el precio. Así que, contemplo mis opciones y me dedicó a sopesar la idea de gastar una cantidad considerable en un dibujo, especialmente si considero que mi colección personal de Mona ya ha representado una pequeña fortuna entre artículos e importaciones. Pero no deja de ser Mona

Haga lo que haga, no quisiera arrepentirme después.

En fin... El blog sigue con vida, a pesar de la lentitud cerebral que puedo mostrar en ocasiones. No vamos a dejar de tener novedades, y de eso pueden estar seguros. Para cerrar por esta noche, escuchemos a Bill Haley y su interpretación del clásico de Kris Kristofferson, Me and Bobby McGee. Aunque el tema es mucho más conocido en voz de Joplin, su versión nunca me ha gustado (bueno, de hecho, no me gusta nada de Joplin. Su estilo no me cae ni un poco). El cover de Haley me parece perfecto para el himno de Kristofferson, y aquí lo tenemos...

martes, 25 de junio de 2024

Poemas de Catz I - Es mejor el silencio

"¿No me estaré pasando de sentimental? Nah..."
Aunque ya anteriormente había publicado en el blog una entrada sobre mis poemas, siento que sólo podemos considerarla como una especie de "introducción" al tema, con un mayor enfoque en lo que fue mi historia (usemos dicho término) como autor de textos poéticos. Este sería, entonces, el que podríamos considerar como el primer post dedicado a mis escritos, siendo el motivo de que haya elegido usar el título "Poemas de Catz I", comenzando lo que -espero- tomará la forma de una serie de entradas sobre el tema.

Está de más aclararlo, y como ya dije en su momento, pero nunca me he considerado a mí mismo como un autor de mucha calidad literaria. A pesar de mi pobre autoconcepto, no quisiera que mis poemas se quedaran en el olvido, que es en donde han permanecido ya durante más de una década (o dos, en algunos casos). No tanto porque sean buenos, sino por lo que representaron en su momento. Podrá sonar exagerado, pero casi todo lo que escribí tuvo una razón de ser: no fueron cosas compuestas por capricho u obligación... Digo, no es como que me estuvieran pagando por escribir. Era algo que hacía porque quería, o para satisfacer la necesidad de dar rienda suelta a mi triste afán literario.

Para arrancar la nueva serie de posts, he elegido un poema que se escribió en dos ocasiones: la primera de ellas en Diciembre de 2006, habiéndose publicado en Arihua.net. Fue uno de los textos que perdí cuando mi cuenta en dicho sitio web fue eliminada por falta de actividad (historia que ya conté), sin haber tomado la precaución de conservar una copia. Un tiempo más tarde, en... tal vez Junio o Julio de 2010, lo escribí de nuevo para publicarlo en DeviantArt. Naturalmente, la segunda versión del texto tiene sus diferencias con la primera, puesto que no podía acordarme al 100% de lo que había escrito cuatro años antes. Pude conservar algunas líneas que recordaba particularmente, pero ambos poemas no dejan de ser, al final, muy distintos entre sí.

Bien; sin más, vamos con el poema:


Es mejor el silencio
(Verano de 2010)

*****

Si quieres marcharte, 
no digas nada...
es mejor el silencio
entre nosotros.
Guarda la crueldad
de tus palabras
para que puedas escapar
de mis brazos
en el refugio de la distancia.

Prefiero que tus labios
mueran en calma,
con la ausencia de tu voz.
Prefiero que te vayas
de mi lado para siempre
a escucharte pronunciar una mentira
que me regale la falsa esperanza
de un amor
que no existe ya para nosotros.
Aléjate de mí
si tu corazón se ha cansado
de mi cariño;
pero no permitas que tus ojos
me castiguen con el desprecio:
no me mires derrotado,
no me niegues el placer de tu silencio.

Quisiera escuchar en mi angustia
la suave melodía
que forman las lágrimas
de mi alma al confundirse
con el polvo
de los sueños rotos.
Deja que sufra tu abandono
en mi amarga soledad:
aguardaré la noche
recordando la caricia de tu cuerpo,
la ilusión hermosa
que me entregaba la calma
de tu ojos,
el suave calor de tus manos.

Ignora el dolor que me destroza,
el juramento que abandonas al dejarme.
Vete sin palabras:
volveré al lugar de la derrota...
Y es mejor el silencio entre los dos
cuando la única esperanza
que puede quedar en el alma
es ya, tan sólo, la propia
ausencia de toda esperanza...

*****


La historia de Es mejor el silencio es curiosa... y por más de un motivo. Como digo, originalmente se escribió a fines de 2006, poco después que cumplí los 21. A pesar de que lo compuse como un poema de amor, en realidad fue mi manera de lamentarme de que, en esas fechas, estaba regresando (después de un periodo de "pausa" que... no salió muy bien) a estudiar una carrera universitaria a la que le había perdido cualquier atisbo de cariño (llegué a odiarla, de hecho). Con la frase "volveré al lugar de la derrota" me refería exactamente a ello: aceptar las cosas, y regresar a un lugar que no había planeado volver a pisar jamás. Así que, en efecto: Es mejor el silencio no es el producto de una decepción amorosa, sino una representación de mis errores de estudiante universitario.

Ahora bien, una de las cosas que llaman mi atención sobre Es mejor el silencio es que, a pesar de que está muy lejos de ser uno de mis mejores poemas, sí que ha sido el más gustado. Alcanzó bastantes favoritos cuando lo publiqué en DeviantArt, y recibí comentarios muy positivos que venían de personas que ni siquiera tenían mucha afición por la poesía. Mi amigo Al, quien era más de dibujos que de letras, siempre me decía que era su favorito entre mis textos, e inclusive me llegó a mencionar que quería ilustrarlo. Yo le comentaba, por mi parte, que no parecía un buen poema para ser representado en dibujo... pero la cosa quedó en plan, como muchas otras.

Ya por último, les contaré que el nombre del poema no fue mi idea. De manera indirecta, se le ocurrió a mi madre. Ya he dicho en otras ocasiones que 1998 fue un año de descubrimiento musical para mí. Una canción que conocía sólo de nombre, pero que jamás había escuchado, era The Sounds of Silence de Simon & Garfunkel. Y digo que la conocía "de nombre" porque mi padre la mencionaba bastante, y de hecho tenía el vinilo de The Concert in Central Park... que de poco servía, ya que nuestra tornamesa había dejado de funcionar mucho tiempo atrás. En una ocasión, mientras disfrutaba de un cassette de musical instrumental que había comprado por pocos pesos, reconocí una de las melodías: era la misma de una canción de  Los Yorsy's que había escuchado poco antes en Radio Centro 770, la cual me había encantado, pero no tenía idea de su nombre. El cassette que les cuento afirmaba que el tema era The Sounds of Silence... 


Recuerdo que le pedí a mi padre que me diera detalles sobre esta canción, y que me dijera si conocía otros covers al español aparte del de Los Yorsy's. Quien reaccionó primero fue mi madre, empezando a tararear "es mejor el silencio...". Se acordaba de esa parte de la letra, pero no del intérprete o más detalles del cover. ¿Mi padre? No conocía siquiera el de Los Yorsy's. También le pregunté al Lic. Octavio González, mas no supo decirme mucho acerca de la versión que mi madre recordaba. Por años la busqué, descubriendo otras adaptaciones en el camino, todas muy buenas (como la del argentino Sergio Denis, la de Los Módulos, José Feliciano...). Fue más o menos por estos días del año pasado cuando, sin realmente buscarla, me encontré con la versión a la que seguramente se refería mi madre: es de la cantante mexicana Tehua, perteneciente a su primer disco


Este cover me ha gustado muchísimo. Tanto en interpretación como en letra, diría que es mi adaptación favorita de The Sounds of Silence a nuestro idioma (aunque, a decir verdad, casi todas las versiones en español del tema son buenísimas. De hecho no sería mala idea crear un post en el que pudiéramos hablar de ellas a profundidad. Más adelante). Si bien, aunque su letra dice "Mejor es el silencio", esa pequeña confusión en la memoria de mi madre me dio la idea para no sólo bautizar al que terminó siendo mi poema de mayor éxito, sino que del propio título se desprendió todo el mensaje del texto. Ante el dolor, callar. Ante la derrota, silencio... Es un buen recuerdo de mis años juveniles. Y, por supuesto, de mi madre.

Nos leemos pronto.